All for Joomla All for Webmasters
Miguel A. Rivera

Miguel A. Rivera

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

PERIODYCOM.-. Interesante trabajo este, sobre como ha sido LA PRENSA DEL ESPECTACULO, a lo largo de los meses de la PANDEMIA Covid-19. Es un anáilisis de Diario Libre, bajo la firma del periodista Severo Rivera.

Esta historia es parte del especial “Un año en pandemia” de Diario Libre, realizado por Mariela Mejía, Yulissa Álvarez, Karen Veras, Suhelis Tejero, Wander Santana, Nathanael Pérez, Severo Rivera, Cristian Cabrera y Yamalie Rosario.

Aun año de la pandemia ocasionada por la COVID-19, la industria del entretenimiento en la República Dominicana mantiene sus notas en rojo. El cierre de las salas de espectáculos le arruinó los planes a promotores y artistas. También, se fue a pique el sector restaurantes, así como su equipo de apoyo.

El apagón de los escenarios se produjo el 18 de marzo de 2020. A partir de ese momento, algunos artistas se aferraron a las plataformas digitales para tratar de continuar mostrando su talento. Pero por más intentos, la sequía continuó. Llegaron las transmisiones streaming de paga y fue un alivio para un grupo, mientras otros se agruparon para reclamar al Gobierno que los incluyera en los programas de ayudas sociales que creó.

De acuerdo con las estimaciones de empresarios artísticos, las pérdidas sobrepasan los RD$1,000 millones. El teatro, los conciertos, giras y carnavales, entre otras actividades culturales, también se han mantenido en silencio este último año, a pesar de los intentos que se están desarrollando para que el público retorne a las salas que se han abierto con el protocolo sanitario.


Más de 100 millones de dólares

El empresario artístico dominicano Vidal Cedeño, con más de 25 años de labor profesional en los Estados Unidos, reporta que la pandemia golpeó duro a la música dominicana en Nueva York.

“El coronavirus nos dio duro. Estados Unidos es una de las naciones más golpeadas por esta pandemia. Así como somos agraciados de tener cosas buenas, hoy somos el más afectado, y en especial la ciudad de Nueva York. Algo catastrófico”, dijo a Diario Libre.

“En el espectáculo hemos tenido a mucha gente que ha perdido su vida -agregó-. Al principio de la pandemia revelé que en las pérdidas en nuestro mercado en Estados Unidos eran de unos 20 millones de dólares en contratación de artistas, sin embargo, un año después concluyo que ronda los 100 millones de dólares por lo que conlleva los montajes en lugares como el Teatro United Palace, Madison Square Garden, así como las diferentes giras que se hacen en Estados Unidos”.

Cedeño representa en Estados Unidos a Sergio Vargas, Yiyo Sarante, Fefita la Grande, Raymond Pozo, Miguel Céspedes, Teodoro Reyes, RochyRD, El Tonto y a Bulin 47, entre otros. Su empresa dejó de percibir más de un millón de dólares por la pandemia de la COVID-19.

“Estamos hablando de los artistas que en su día a día vienen a la ciudad de Nueva York. Hoy estamos en el proceso de la vacunación y creo que desde el mes de mayo comenzará la reapertura con una cantidad mínima de público”, sostuvo.

El destacado gestor cultural mantiene su apuesta a la recuperación por el bien, no solo de su empresa, sino de todos los artistas nacionales que desarrollan su agenda allí.

Al igual que en la República Dominicana, en Nueva York se ha cerrado alrededor del 70 % de establecimientos que vivían del entretenimiento.

La visión de teatristas

Para el dramaturgo y director teatral Basilio Nova, su sector fue impactado negativamente. Y aún desconoce cómo será la reapertura, si el público responderá y si también se podrá contar con el apoyo de patrocinadores.

El director de Nova Teatro recordó que, cuando en la administración del presidente Danilo Medina se tomó la decisión de apagar las salas, se encontraba en el proceso de montaje de la Feria Internacional de Títeres, una situación que le ocasionó grandes pérdidas.

“Justamente el 17 de marzo estábamos trabajando para la inauguración de la Feria Internacional de Títeres. De inmediato nos comunicamos con una agrupación uruguaya que ya había abordado el avión con destino al país. A casi un año de lo ocurrido es cuando pudimos recuperar parte de los más de doscientos mil pesos que habíamos gastado para la adquisición de los pasajes”, comentó.

Otro de los proyectos que debió abortar, de manera presencial, fue el Festival Internacional de Teatro para la Infancia y la Juventud, cuya entrega debió moverse a la virtualidad.

“A nivel social, para nosotros fue de mucha pérdida en todos los sentidos. Hoy, por ejemplo, la gente no se siente segura de volver a los recintos cerrados, por lo que en Nova Teatro tomamos la decisión de habilitar un escenario abierto para que allí las familias y el público adulto puedan disfrutar de los montajes que vamos a presentar a partir del 7 de marzo”, dijo.

A Nova le preocupa la pérdida de público en los recintos, así como la ausencia de los estudiantes. Ese elemento es de vital importancia, sin restarle peso a la parte económica.

“La peor pérdida ha sido la del público y para recuperarlo deberemos ser creativos, elaborar ofertas atractivas para que regresen”, comentó.

Nova vaticina que este 2021 no tendrá notas en azul, porque hasta que la población se haya vacunado y las empresas muestren niveles de recuperación económica, no habrá quien respalde la agenda, no solo del teatro, sino de la industria.

 

 

El actor Claudio Rivera, director y fundador del Teatro Guloya, se lamentó de los efectos de la pandemia en el arte.

“Estoy viviendo en el miedo. Nunca pensé que no iba a querer entrar en mi teatro, la sede del teatro Guloya, grupo profesional e independiente con el que hemos hecho teatro durante veintinueve años de manera ininterrumpida”, expresó.

“La pandemia me ha desterrado del teatro -agregó-. El miedo a enfermar y morir me ha desterrado del teatro. La pandemia ha dado un mordaz paso hacia adelante, me acorrala y me ha hecho pensar en la muerte de manera cotidiana. Temo hacer mis labores del día a día y que me sorprenda un contagio fatal. Por otro lado, me corroe quedarme en casa, mientras los más desesperados declaran que para que les mate el hambre, que les mate el virus”.

En su análisis recordó que el teatro siempre ha vivido en la incertidumbre, pero que se ha acentuado más desde que el mundo está de rodillas ante el mortal virus.

“Tratando de sobrevivir a la pandemia, se me olvida que antes de este odioso y temido confinamiento, el teatro siempre ha estado en agonía. Pero no a punto de desaparecer, sino en un estado agónico permanente, fruto de una precariedad constante, de una incertidumbre atroz, hija por un lado, de una crisis estructural que nos marca desde el momento en que tomamos la decisión de convertirnos en gente de teatro. Y por el otro, hija de aquella singular condición, de que una vez hecho, el teatro desaparece ante nuestros ojos. Entonces el teatro se nos revela como un fantasma”, dijo.

Agregó: “Qué estigma tan paradójico que nos convierte en recreadores incesantes del síndrome de Penélope: hacemos y deshacemos nuestro tejido teatral con delirio, y estamos condenados a ser unos perpetuos enamorados, fervorosos invocadores del fantasma del teatro”.

Rememoró que el teatro ha sobrevivido a guerras, a otras pandemias y a desastres de distintas magnitudes. “Incluso, ha sabido hacerse el dormido hasta encontrar una rendija por la cual escaparse de las adversidades y provocar la experiencia de ese encuentro que se sobrepone a la cotidianidad y que resulta gratificante a los sentidos, guiado en algunos casos por la verdad, por la belleza y, en otros, por la desesperación de alguien que le urge hacer algo consigo, mismo por medio del teatro”, dijo.

El Teatro Guloya ya reabrió sus operaciones y está presentando la obra Pinocho en la sala Otto Coro.

 

Protagonistas del espectáculo

Los empresarios y promotores de la agenda artística popular pasan balance a lo maltrecho que quedó su negocio. Él análisis de César Suárez y Luis Medrano, dos experimentados profesionales del entretenimiento, coincide con la visión del también empresario Vidal Cedeño, así como la de los teatristas.

César Suárez es un veterano empresario artístico, cuya incursión en el negoció pasó hace rato de los 50 años.

“Ha sido un año devastador en una industria que ya venía siendo afectada por la crisis. Las pérdidas no se pueden cuantificar porque estamos hablando de que no solo se trata de la contratación de un artista o agrupación, sino de todo lo que eso implica”, fue el primer comentario de Suárez cuando Diario Libre le pidió su opinión.

Cuando habla de la situación, puntualiza que hacer un montaje mueve a muchas personas, no solo a quien está en la escena, sino que hay que contratar sonidistas, luminotécnicos y transportación, entre otro personal de apoyo.

 

Cesar Suárez Empresario artístico

Luis Medrano es un empresario artístico que ha entregado su vida a la promoción de los artistas nacionales. Aunque en su carrera ha traído a la República Dominicana a reconocidas figuras internacionales, en los últimos años se ha convertido en un gran defensor de los artistas populares.

Medrano cree que solo con la ayuda del Gobierno y las empresas de consumo masivo podrá resurgir rápido y con fuerza el entretenimiento y la cultura nacional y musical.

“El entretenimiento, en un mundo en cuarentena, y su impacto en la diversión circular y creativa, un receso mortal en la economía de sus protagonistas y en el estado como recaudador, el sistema de la plataforma cultural en todas sus manifestaciones y todos sus sectores fundamentales están en cuidado intensivo”, aseguró.

Puntualizó que las diferentes expresiones del espectáculo, antes de la pandemia, habían confrontado muchos problemas, por lo que hoy son sobrevivientes. “Hablo de una industria que involucra los productos de consumo masivos, así como a los medios de comunicación, que hoy también están enfrentando la quiebra”.

Una oportunidad

Para Luis Medrano, la radio, la televisión, las redes sociales, los cines, los periódicos impresos y en línea, así como los programas de televisión a la carta, han liderado esta revolución del entretenimiento en la pandemia de forma digital, convirtiéndose en la compañía perfecta y los preferidos durante esta cuarentena del COVID-19.

“El poco de aire del streaming, catapultado como plataforma alternativa de eventos virtuales de todo tipo, incluyendo la participación y comentarios de expertos, empresarios, artistas y/o aficionados al entretenimiento en su faceta digital, ha resultado para las grandes estrellas una vía para producir algo de dinero, mientras están desesperados por las multitudes en directo, los aplausos y la histeria de las emociones vibrantes”, comentó.

“El sector del entretenimiento fue el primero en cerrar escenarios, apagar sus luces, sonidos y pantallas, correr el telón, y será el último en retornar, con sus conciertos, artes escénicas, salas de cine, teatro, patronales, carnavales, festivales, fiestas populares y los bailes en salones, discotecas, restaurantes, rancheras y anfiteatros, entre otros”, agregó.

PERIODYCOM.- ‘Mi hogar, mi destino’: protagonistas, tramas y secretos de la nueva novela turca.

Demet Ozdemir e Ibrahim Çelikkol protagonizan esta novela basada en hechos reales relatados por una psiquiatra en su famoso libro Camdaki Kız

Mi hogar, mi destino promete ser la nueva pasión turca de la televisión española. Una historia de secretos y desengaños que está basada en hechos reales. Y es que, la novela ha elaborado su guión en base al libro Camdaki Kız, escrito por la psiquiatra Gülseren Budayıcıoğlu, sobre un caso real que ella misma trató en su consulta.

Budayıcıoğlu ha publicado varias novelas de gran éxito y, para construir su trama, suele utilizar sus experiencias con pacientes como en esta ocasión donde explica la historia de Zynep (Demet Ozdemir). Hija de Bayram, un hombre alcohólico, y Sakine, una mujer que trabaja limpiando casas de familias adineradas; la pequeña es adoptada al llegar a su edad escolar anhelando encontrar a alguien que la haga sentir que encaja.

Zeynep es Demet Ozdemir

Al ver que los padres de la pequeña no tienen dinero para costear su educación y preocupada por su bienestar, Nermin, la jefa de Sakine, se ofrece a adoptarla para ofrecerle un futuro mejor. Tras ser entregada a sus padres adoptivos, Nermin y Ekrem, Zeynep crece sintiéndose fuera de lugar y anhelando encontrar a alguien que la haga sentir en casa.

PERIODYCOM.- El presidente Luis Abinader destituyó la noche de este viernes al doctor Plutarco Arias, como ministro de Salud Pública.

La acción llega en la misma semana en que estalló un escándalo por una sobrevaluación por más de 500 millones de pesos en licitación para compra de un gran lote de jeringas que serían utilizadas en el Plan Nacional de Vacunación contra el COVID-19.

La destitución de Arias como titular de Salud Pública, cargo que ocupaba desde el pasado 16 de agosto, se registra en el decreto número 131-21, dado a conocer la noche de este viernes por la Consultoría Jurídica del Poder Ejecutivo, a través de la Oficina de Información y Prensa de la Presidencia.

En lo inmediato, el presidente Abinader no ha designado al sustituto de Plutarco Arias en el importante Ministerio, esperándose que el referido nombramiento se produzca este 27 de febrero, fecha en que tradicionalmente los jefes de Estado acostumbran a realizar cambios en el tren gubernamental.

Varios nombres de médicos ya comenzaron a circular a nivel de rumor público y redes sociales como posibles candidatos a ocupar el Ministerio de Salud Pública, entre ellos el doctor Jesús Feris Iglesias (infectólogo), excandidato a senador (PRM) por la provincia San Pedro de Macorís, así como Víctor Atallah (cardiólogo), quien fue uno de los médicos que atendió la situación de salud de Luis Abinader y su esposa Raquel Arbaje, cuando ambos estuvieron contagiados del Covid-19, durante la recta final de la pasada campaña electoral.

Plutarco Arias se convierte en el primer ministro en ser cancelado por el presidente Abinader. Anteriormente se había producido la renuncia de la ministra de la Juventud, Kimberlys Taveras, luego de fuertes presiones por presuntas irregularidades cometidas anteriormente como suplidora del Estado.

Plutarco fue uno de los primeros ministros nombrados por el presidente Abinader, durante el periodo de transición, tras haber ganado las elecciones presidenciales el pasado 5 de julio del 2020.(F: Nuevo D)

 

PERIODYCOM.- A continuación dejamos de manera intergra el discurso pronunciado por Eduardo Estrella, Presidente del Senado de la República y de la Reunión Conjunta de las Cámaras Congresuales, con motivo del Mensaje que dirige el Presidente de la República Luis Abinader Corona, acompañado de las memorias de los ministros.

 Señoras y Señores

 Pueblo dominicano:

 La historia de nuestra nación tiene registrada en esta fecha su más honorable gesta. Valoramos y conmemoramos el 27 de febrero como la gran puerta a la libertad que nos legaron nuestros padres de la patria, una puerta que debe ensancharse cada día para que las nuevas generaciones disfruten de un país de oportunidades, lleno de esperanzas, comprometido con los ideales de Juan Pablo Duarte, cuyo ejemplo de transparencia nos llama a velar por la igualdad, la equidad y la justicia.

 En 1844 fue el momento cumbre de la gran batalla por nuestra dominicanidad, en este 2021 emulando el ejemplo de nuestros padres de la patria, luchamos por dejar una impronta positiva a las futuras generaciones, luchamos por protegerla con decisiones políticas que repercutan en su cotidianidad y su desarrollo.

Hoy, al conmemorar nuestra Independencia, gritamos nueva vez a los cuatro vientos la palabra LIBERTAD, porque en estos meses ha iniciado el proceso con el que definitivamente el pueblo dominicano romperá las cadenas de la CORRUPCIÓN, la IMPUNIDAD y la falta de INSTITUCIONALIDAD, que impedían a nuestra nación retomar el camino al desarrollo.

 Juan Pablo Duarte soñó con un país libre, soberano e independiente; forjó la Trinitaria y la Filantrópica como instrumentos para materializar esos sueños, cristalizados el 27 de febrero del 1844, y ya con poder y decisión, le sirvió a la patria con amor, desprendimiento y transparencia.

 Esos son los principios asumidos por el presidente Luis Abinader, los cuales transmite y demanda de los funcionarios del gobierno; el camino que todo servidor público debe seguir, para contribuir a fortalecer los cimientos que consolidan nuestra República Dominicana.

 Hoy 27 de Febrero, nos encontramos en la Reunión Conjunta de las cámaras que integran nuestro Congreso Nacional, con el objetivo de dar cumplimiento a lo establecido en la Constitución de la República, en sus artículos 114, 121 numeral 1 y 128 numeral 2 literal f- para recibir del Presidente de la República la rendición de cuentas de la administración presupuestaria, financiera y de gestión, además presentar las prioridades que el gobierno se propone ejecutar dentro de la Ley de Presupuesto General del Estado aprobada para el año en curso.

 Señor Presidente, nos sentimos regocijados de recibirle en esta magna asamblea para escuchar su primera rendición de cuentas en un momento tan transcendental para la nación, en medio de una compleja situación en materia sanitaria y económica, que su administración ha sabido sortear encaminando al país hacia su recuperación.

 En este tiempo, cuando nos impacta la pandemia, tomamos cada decisión en función de garantizar la salud y el bienestar de los dominicanos. Desde el Congreso Nacional hemos priorizado todas las iniciativas que han llegado desde el Ejecutivo para accionar frente al Covid 19, la aprobación de los contratos para las compras de las vacunas, así como la modificación de la ley de contrataciones públicas para liberar de concurso la adquisición de éstas y las extensiones del estado de emergencia para mantener los programas de protección a los más vulnerables y el distanciamiento social. En ese sentido tenemos que agradecer a todos los bloques en el Congreso Nacional que han acogido con prontitud cada iniciativa sobre este tema, lo que ha permitido la agilización de los procesos.

 Señor presidente Luis Abinader, le felicitamos y le apoyamos a usted junto a su gabinete de salud, en este plan de vacunación, una vacunación oportuna, que prioriza a quienes están en primera línea de batalla, los médicos y enfermeras, policías y militares, los profesores. En este momento, el primer y más importante acto patriótico de cada dominicano es vacunarse.

 En el Congreso Nacional el trabajo de estos meses ha sido intenso pero satisfactorio, hemos impulsado importantes proyectos esperados con gran interés por el pueblo dominicano, como la prohibición absoluta del Matrimonio infantil, la escogencia de una nueva Junta Central Electoral, la ley de zona especial de desarrollo fronterizo, ley sobre revalorización patrimonial, entre otros, además trabajamos en otros temas trascendentales que revisten gran importancia, como en el proyecto de ley de ordenamiento territorial, el proyecto de simplificación de trámites (Burocracia 0) y el de regiones únicas con las que se busca eficientizar las políticas públicas y la operatividad de los ministerios, así como también se está en el proceso para la modificación del Código Procesal Penal,  la selección del defensor del pueblo y de los nuevos jueces de la cámara de cuentas, para que esta instancia pase de ser una cámara de cuentos, a actuar a través de auditorías sin maquillaje, como un verdadero órgano de control fiscal de los recursos públicos y del patrimonio del Estado.

 : la administración de los fondos de pensiones (AFP) y del seguro médico (ARS); éste es uno de los proyectos más importantes y de mayor impacto directo en la población, por lo que se hace imprescindible y urgente, una reforma integral donde los grandes beneficiarios sean los ciudadanos.

 Señor Presidente, el país valora que usted esté cumpliendo el compromiso hecho en campaña, de respetar la total independencia del Ministerio Público y de los demás poderes del Estado; de igual manera la ciudadanía reconoce su entrega, su dedicación día a día, en busca de enfrentar y darle solución a los grandes problemas nacionales y en este propósito ha recibido el apoyo de sus colaboradores; aunque desde el Congreso “…queremos hacerle dos llamados a algunos funcionarios que se han encumbrado, quienes afortunadamente son los menos; primero, recordarles que somos servidores públicos y nos debemos a la gente, y segundo, sugerirles tengan la humildad y la sensibilidad que exhibe y practica la pareja presidencial”.

 El pasado 16 de agosto expresamos en este mismo escenario que usted señor Presidente contaría con un Congreso Nacional, que sin renunciar a su papel de fiscalizador y a su rol de contrapeso, lo acompañaría impulsando las iniciativas necesarias para hacer frente a la pandemia y así lo estamos haciendo. Vendrán nuevos retos, y esos, los asumiremos con más fe y con respeto a la Constitución.

 “Todos los sectores de la vida nacional debemos arrimar hombro con hombro, junto al primer mandatario, en su esfuerzo por recuperar el país, la generación de empleos y fortalecer el turismo. Este sería el mejor homenaje a la memoria de nuestros Padres de la Patria”.

 Tenemos la firme convicción y certeza, que saldremos airosos de la pandemia, que seremos un pueblo más fuerte, más seguro de sí mismo, más dinámico y con más ansías de vivir y luchar por  nuestras familias.

 Que viva nuestra Independencia

Que viva la República Dominicana

 Muchas gracias.

 Que Dios los bendiga a todos.

PERIODYCOM.- Hoy es el día en que los dominicanos celebramos la Independencia Nacional, el Gobierno habla, el Congreso apertura nueva legislativa, y los periódicos diarios, la televisión, la radio y las redes sociales vierten opiniones sobre el tema. Después de leer algunos, escuchar y ver, he querido compartir con los lectores de Periodycom el que más me ha llamado la atención. Es un texto de Fernando I Ferrán, publicado en Diario Libre, bajo una mezcla cristiana y “Trinitaria”, leamos:

 POR FERNANDO I. FERRÁN Dos espíritus. Hace ya algunos siglos el polifacético Goethe contradijo a Juan el Evangelista. El santo comenzó su evangelio afirmando que al principio era el Verbo; de su lado, el sesudo autor de Fausto replicó que lo que había al principio era la Acción.

Las cosas así, dos espíritus siguen recorriendo las praderas de nuestra civilización: el previsor y reflexivo enfrentado al diverso y atareado.

Según el primero, revestido de águila -que en la simbología eclesial representa el cuarto evangelio- va de caza y apunta con la palabra antes de ejecutar con las garras y con el pico. Mientras que el segundo, ensimismado en las libertades que le conceden su musa y apremiado por las dificultades a vencer, actúa desconociendo que el orden de su actuación – primero actuar, luego apuntar- altera el resultado obtenido.

Pues bien, en el contexto de las celebraciones del 27 de Febrero, podríamos suponer que otro Juan, Juan Pablo Duarte, así como los trinitarios, se inspiran en el Verbo de la Santísima Trinidad; mientras tanto, buena parte del resto de patriotas y renombrados dominicanos, con Pedro Santana -desde aquel entonces- a la cabeza de muchos más, a veces se valen de la horca y el cuchillo de los señores y otras tantas aplican el sempiterno adagio del vuelve y vuelve al tiempo que se someten como súbditos de un imperioso quehacer tantas veces malogrado en la historia dominicana.

Actualidad de la independencia. Alertados preliminarmente de la prevalencia de ambos espíritus en el país, considero propicia la ocasión para renovar los votos de ser `in/dependientes´, es decir, no dependientes de lo que desdice nuestra condición de ser libres y soberanos.

Esa tarea liberadora es indispensable. La independencia dominicana no es un acto único y por tanto irrepetible y petrificado en la lejanía del tiempo pasado. Las cadenas de la esclavitud, de la indolencia y de lo servil no se extirpan de una vez y para siempre. Si fuera así, ¿qué sentido tendría seguir cantado que si mil veces fuéramos esclavos otras tantas ser libres sabremos?

Así, pues, al fragor de los hijos de Quisqueya hay que levantar vuelo como el águila, y de nuevo, a la sombra de los conceptos y valores más puros y de raigambre duartiana, identificar de qué cadenas nos corresponde liberarnos en la actualidad.

Nuevas cadenas. Identificar las cadenas que nos frenan y cautivan puede ser la tarea patria más perentoria de todas.

Ayer, por ejemplo, dijimos no ser lo que fuimos: españoles, ingleses, franceses, haitianos. Y aún hoy afirmamos -como reverso desconocido e inaudito de lo dominicano- lo que no somos: ni haitianos ni españoles ni estadounidenses y tampoco chinos, japoneses, judíos, italianos, sirios, libaneses, cubanos, venezolanos, rusos, iraníes o de alguna otra procedencia de las que enriquecen nuestra población. En el conglomerado social dominicano incluso hay quienes forzados por las circunstancias económicas emigran allende el suelo dominicano, y reconocen que no son “ni de allá ni de aquí”.

De hecho, luego de tantos afanes y trajines, aún no distinguimos a ciencia cierta ni qué somos ni qué queremos o cuál es nuestro destino. Igual de oscuro y problemático, en dudas se encuentra en textos patrios e ilustrada retórica, si somos -más que un pueblo- una Nación, dado que no disfrutamos de lo que al buen decir de Renán ésta es: un plebiscito diario de la población y no -como entre nosotros se practica- el arrebato del pretendiente de turno o la rapiña de los más poderosos.

Obvio, esos asuntos de identidad originaria -que en otro contexto me han llevado a indagar por el código o ADN cultural del dominicano- no agotan y tampoco pueden llevarnos a obviar el conjunto de cuestiones que de manera cotidiana resulta más inmediato.

Un ejemplo de ese rosario de asuntos de otra índole y envergadura pudiera estar integrado por la prevalencia de una población que, fuera de la renombrada caverna de Platón en la República, ni lee ni investiga; un sistema familiar cuya diversidad actualmente sobrepasa las modalidades tradicionales y cuyo papel de socialización no llena las expectativas ni las necesidades contemporáneas; un flujo migratorio de insospechable impacto sociocultural en la composición social dominicana; unos recursos naturales renovables explotados sin siquiera reconocer sus efectos en el país debido a la degradación de los mismos y del cambio climático; un Estado político cuyo funcionamiento no cuenta con los recursos adecuados para su funcionamiento, tampoco goza de una concepción propia y ni siquiera logra que se cumpla la ley y se respeten los pactos convenidos para el desarrollo; un modelo de producción a la deriva, falto de renovación y de competitividad en medio de un mercado amarrado por lo bajo; un predominio incuestionable de la informalidad en todas las manifestaciones de la sociedad; una igualdad de todos por igual bajo el imperio de la ley, pero entendida desde la socorrida cláusula de inequidades y de ausencia de un régimen de consecuencias; o, todavía más, un sistema axiológico y de creencias en el que predomina ese trecho sinfín que va de lo dicho a lo hecho.

Como podrá inducirse, la celebración de la fecha patria que como cada año celebramos hoy tiene lugar enfrente de un horizonte de por sí tan complejo que pareciera ser que el tiempo de pandemia llega por añadidura.

En cualquier escenario posible, apremiados por tantos problemas, adquiere incuestionable importancia no corretear para terminar reeditando cuanto error enseña el pasado cada vez que el espíritu y la visión trinitaria fueron soslayados y expatriados del quehacer cotidiano.

Acometidas independentistas. Es por eso que, sujeto a discusión crítica, considero que el legado de la independencia dominicana pasa en la actualidad histórica dominicana por esta misión-visión; mejor dicho, por estas cuatro acometidas.

1ª Causa común. La concepción de un proyecto o causa común dominicana cuyos valores e ideales, por ser tan excelsos y significativos como nuestro por ahora inexistente bien común, aúnen la diversidad de intereses individuales que en nuestro lar patrio vienen dividiendo y recluyendo a la población abrumada por sus nuevas cadenas.

Dejaríamos así de depender de tantas agendas ocultas, carteles económicos, poderes fácticos y políticas excluyentes que conservan particular vigencia; y, por ende, pasaríamos a reconocer con conocimiento de causa y con renovado brío en el país que ni queremos ni estamos dispuestos a seguir siendo sujetos de terceros.

2ª Organización social. La puesta en práctica de un sistema de organización social que no derive de la obligada informalidad económica de la población y de las oficiosas costumbres y hábitos que socavan la legitimidad de sus instituciones, -desde la familiar hasta las de índole socioeconómica, estatal, cultural e incluso religiosa o de ocio-, de modo que por fin se enarbolen en el comportamiento ciudadano los principios de búsqueda y defensa de la verdad, de la justicia distributiva y de la concordia y solidaridad humana.

Denegado quedaría así un penoso historial que comenzó con la orfandad del pueblo dominicano en tiempos coloniales y que viene reproduciéndose por medio de sensibles límites en términos de educación familiar y escolar, de ambiciones desmedidas, del `a mi que me den lo mío´, de la bravuconada e insurgencia levantisca, de la ineptocracia en la representación y la administración pública, de la corrupción de la cosa pública y de la privada, del `borrón y cuenta nueva´ política, y de una justicia ociosa apoyada por su régimen de impunidad e inconsecuencias.

Al amparo de un ordenamiento y cultura más democrática, empero, devendremos libres de tanta iniquidad.

3ª Composición social. La revalorización de nuestra composición social cuya configuración y renovación no solo invalide y nos libere de prejuicios y malas prácticas de antaño, sino que enriquezca nuestras capacidades como un conglomerado que es fruto de inmigrantes provenientes de los más diversos pueblos de la geografía universal.

Reconoceríamos así que somos un crisol de etnias y que en nuestro ¨sancocho migratorio¨ no hay razón válida para resentir a algún pueblo por razones epidérmicas, culturales, religiosas u otras; y tampoco, para permitir en nuestro cuerpo social el cáncer que contraríe la bondad y la simpatía que a todos demuestra la generosidad del alma dominicana.

Esa alma dominicana es incompatible con la promoción de una minoría étnica en nuestro territorio, -que consciente o inconscientemente propicie el surgimiento próximo de un enfrentamiento cruento como el escenificado hace tres décadas en Europa durante la Guerra de los Balcanes.

Más aún, ella es incompatible con el mantenimiento y reproducción de lo que en términos de Wilkerson se denominaría entre nosotros una “casta racial” ligada a los inmigrantes provenientes y descendientes del vecino Haití. Al tenor de la tradicional práctica de acogida que el pueblo dominicano ha dispensado durante el lapso de vida republicana a cuantos provienen del Atlántico o del Pacífico más lejano, la contradicción de dicha casta racial solo pondría vanamente en evidencia una única pero lamentable excepción al ya normal y acostumbrado comportamiento receptivo de los dominicanos.

Sin embargo, superando manchas excepcionales que opacan la luz de nuestra razón de ser, terminaremos con el cautiverio que pretenden imponernos cuantos violan cualquier ley que sea en nuestro territorio, al igual que aquellos que desconocen el lema que alumbra nuestra frente siempre altiva a favor de la soberanía dominicana y de su consecuente promoción recíproca de diversos nacionales y pueblos hermanos por los que seguimos empeñados.

4º Conciencia ciudadana. El cultivo de una conciencia cívica edificada y republicana capaz de superar el individualismo ciudadano y el reverencial culto presidencialista, la depredación económica y la ambiental y, al mismo tiempo, el acostumbrado escepticismo expreso en los patrones de comportamiento criollos.

Abandonaríamos a partir de esa nueva realidad cualquier inseguridad individual y toda desconfianza colectiva. Y no solo eso, también la sujeción ante cualquier poderoso o figura ejecutiva que ultraje y abuse de los demás en el reino de este mundo desde ese fatídico instante en que ostenta un carguito o aún más, una montaña de oro o una silla de alfileres.

Resguardada por un estado de derecho y no de prepotentes caudillos ni de algún decidido jefe benefactor de la patria nueva, Dominicana honrará su nombre de República en medio de un mundo tan globalizado y competitivo, como ancho y ajeno.

El cambio. ¡Sí!, a la in-dependencia dominicana. Y esta vez con más entusiasmo y devoción en la medida en que sea admitido y practicado que el mejor gobierno es el que respeta su propia legalidad, el que obtiene logros que benefician y favorecen, no tanto a los servidores estatales y sus adláteres, sino a quienes le otorgan su legitimidad y valía.

De ahí que la voluntad de cambio por sí sola sea insuficiente, claro está, de no venir acompañada del mencionado espíritu original y visionario que con ojo avizor indica de qué cadenas debemos independizarnos hic et nunc en la República Dominicana, corazón del Caribe. Solo con esa conciencia economizaremos la pérdida de tiempo en vanos afanes y dejaremos de actuar como `los carpinteros´ que golpean el clavo y perforan la madera.

Se aproxima el día, si es que no ha llegado ya, que gracias a la debida comprensión del orden de los factores que conducen a la independencia dominicana, se evite el riesgo consuetudinario de diluir la voluntad patria atendiendo solamente asuntos urgentes y apremiantes, sin asomos de poder ser émulos duartianos del primer Moisés. A éste, al igual que después a Duarte y sus émulos, -sitos todos en un desierto de abundantes dudas, penurias, complicidades y hasta resquebrajamiento de buenas costumbres y becerros de oro-, únicamente se les permite recorrer el camino sediento y señalar -desde lejos- la tierra prometida al pueblo.

Marca dominicana. Téngase por axioma que la desintegración de ese pueblo que nosotros somos, tal y como acontece previo a la caída de cualquier imperio histórico, se manifiesta con la pérdida de sus valores y -de lo que los filósofos definen con tan difícil palabra como es- su ¨esencia¨. Eso nunca es tan obvio como cuando en medio de una humanidad errante -como la que tuvo su prístino génesis en el continente africano- el pueblo no resiste la prueba de stress a que lo someten quienes vienen de fuera en busca de acomodo y de ser asimilados por los locales o, manu militari, para someterlos.

Es por tanto que la celebración de este nuevo día de febrero me invita a meditar no solo en las cuatro acometidas previamente expuestas, sino en la respuesta que un cercano amigo dio a la pregunta que a ese propósito le formulé: “¿Qué simboliza la independencia dominicana?”

“¡Una utopía que ni sabe historia ni geografía!”,

hubo de responderme antes de sentenciar que “si cada dominicano tuviese un mapa mundi en una pared de su casa y leyera más libros, ya estaríamos mejor”.

Refugiado en la palabra desencadenada, concluyo que en suelo dominicano la utopía tiene patria en cada uno y todos nosotros. Y por ello mismo, dado que desde el año 1844 al principio de todo 27 de febrero está el Verbo trinitario, y no solo la acción temerosa e incrédula de lo que se dice y dista de ser, he ahí y por último lo que distingue y marca -nuestro- país otra vez en cada renovable acto de independencia nacional:

 

PERIODYCOM.- El Ministerio de Defensa de la República Dominicana informó la noche de este viernes que los hermanos dominicanos que fueron secuestrados en Haití están en “perfecta condiciones” de salud, luego de ser liberados.

 

Defensa subió una foto de los hermanos junto al teniente coronel del Ejército de la República Dominicana Robinson Quezada Martínez, en representación de la Embajada dominicana en Haití.

Agregó que los jóvenes estaban en ese momento en la Dirección Central de la Policía Judicial Haitiana (DCPJ).(F/ D.Libre)

 

PERIODYCOM./ El presidente Luis Abinader presentará hoy ante la Asamblea Nacional, al filo de sus primeros seis meses de gestión al frente del Gobierno, un balance en calidad de rendición de informe sobre el cumplimiento de las metas comprometidas durante su investidura el pasado 16 de agosto.

Este recuento habrá de mostrar, al hacerse efectivo el periodo semestral que cumple hoy con su intervención ante los entes bicamerales, una clasificación de todos esos compromisos y los éxitos adquiridos por su Gobierno en distintos ámbitos, a la par de los grados de cumplimiento alcanzados hasta el momento.

El jefe de Estado llegará la mañana de hoy al recinto legislativo, en cumplimiento de un mandato constitucional, contando a su favor con niveles aceptables de popularidad, parte de lo que ha contribuido bastante su estilo personal de gobernar, su gestión frente a la pandemia, su estímulo a la recupercion de la economía, su política de transparencia, su cercanía con la gente y una defensa y discurso recurrente a favor de los grupos más vulnerables.

La de hoy será la segunda ocasión que Abinader comparece ante la reunión conjunta de las cámaras, después de su asistencia el 16 de agosto de 2020, cuando juró como sexagésimo séptimo presidente de República Dominicana.

El alcance de todo cuanto diga e informe haber cumplido de sus propuestas será conocido y sopesado, amén de las críticas y elogios, sobre la base de las líneas de acción delineadas hace seis meses, cuando se comprometió a impulsar cambios añorados por la población.

Durante su discurso de toma de posesión el pasado 16 de agosto, Abinader advirtió, a manera de preámbulo, que su alocución no sería un programa de gobierno, ni una lista de obras a emprender, aunque más adelante subrayó que “esta presidencia que hoy comienza será la de los cambios urgentes”, y también “la de los cambios irreversibles”.

Seguido, el mandatario empezó a trazar la línea de trabajo mediante la ejecución de una dinámica gubernamental, exhortando a sus funcionarios a trabajar sin descanso para lograr los propositivos esbozados.

Covid y salud general
Siendo el coronavirus el obstáculo principal y el reto a encarar por su recién inaugurado Gobierno, a poco más de cinco meses de la letal presencia de esta plaga en el país, el jefe de Estado enumeró sus compromisos ante el país.

En concreto, anunció un plan nacional de detección, aislamiento, rastreo y tratamiento de contagiados “a una escala sin precedentes en nuestra historia”, y garantizó el acceso de toda la población a la vacuna contra el virus, “tan pronto como esté disponible”.

Prometió aumentar el presupuesto de salud hasta llegar a más de 66.000 millones de pesos en los primeros cuatro meses de gobierno para atender esta emergencia, y “para transformar para siempre nuestro modelo de atención sanitaria”.

Cuando asumió el nuevo Gobierno, el virus estaba en plena expansión, con al menos 1, 400 fallecimientos y más de 85,000 contagiados.

A esta fecha de febrero de 2021, el país está en plena labor de aplicación de la vacuna contra el Covid-19

Otra promesa en el área de salud fue aumentar el número de camas, duplicar la capacidad de camas en las unidades de cuidados intensivos, puesta en marcha de 12 hospitales temporales y formación de más de 1.000 médicos y enfermeras en un gran programa nacional, para ser más eficaces en la lucha contra la pandemia.

Prometió reestructurar y eliminar organismos e instituciones innecesarias o con duplicidad de funciones, y destinar esos fondos a la inclusión de más de dos millones de ciudadanos al seguro familiar de salud.

La economía
Temiendo los estragos a la economía por efectos de la pandemia, Abinader, advirtiendo de que las prohibiciones y el temor a viajar reducirían el número de turistas a la isla, las exportaciones sufren la depresión de la demanda mundial, cierran pequeñas y medianas empresas, se pierden empleos y se consumen ahorros, propuso, para revertir esos daños, mejorar la calidad del gasto, eliminar dispendios y corrupción “que durante años sólo han aumentado el déficit y consecuentemente la deuda publica sin mejorar la calidad de vida de los dominicanos”.

A compañía de esto, el presidente garantizó la creación de condiciones para recuperar la producción y el empleo, continuando los programas de ayuda FASE, Quédate en Casa y Pa’Ti, y extender las facilidades tributarias, en especial para las pequeñas y medianas empresas e implementar un Programa de Garantías y Financiamiento dirigido a los sectores afectados por la pandemia por más de 100.000 millones de pesos.

Otra promesa del mandatario fue el inicio de un plan de reparación y construcción, con impacto en más de 30, 000 viviendas, para reactivar las economías locales, con prioridad a los proyectos del sector turístico, industrial y de exportaciones que creen empleo y que estén detenidos por la falta de financiamiento.

Su ambicioso plan de recuperación económica se planteó disponer, por medio del Banco Agrícola, de 5.000 millones de pesos de financiamiento a tasa de interés cero para la nueva siembra, dar apoyo a la comercialización y asistencia técnica para garantizar la seguridad alimentaria.

Sobre las inversiones en áreas creadoras de empleos formales y obras estratégicas, se comprometió con la construcción de la Autopista del Ámbar, que permitiría llegar de Santiago a Puerto Plata en 25 minutos, y de Santo Domingo a Puerto Plata, en dos horas.

Y destacó el desarrollo turístico de Pedernales, que desarrollaría su propio aeropuerto, y como la construcción de 3.000 habitaciones en varios hoteles.

Otra obra, el puerto de Manzanillo, que permitirá dar salida a las exportaciones de banano y las zonas francas de Santiago y la línea noroeste, estuvo entre las grandes prioridades del mandatario.

JUSTICIA

Un procurador independiente

El grito popular.
Otra medida que prometió cumplir fue en el ámbito de la justicia, al garantizar que uno de sus primeros decretos a firmar seria “designar un Procurador General políticamente independiente capaz de hacer lo justo, incluso si todos están en contra, y de evitar lo injusto, incluso si todos están a favor”.

Contra la corrupción
Al considerar que el gobierno debe estar sometido a una fiscalización ciudadana, abordó este tema con firmeza, al advertir que “en este punto quiero ser muy claro, preciso, y contundente”, porque en su Gobierno “no se permitirá, bajo ningún concepto, que la corrupción del pasado quede impune, el que robó dinero del pueblo, tiene necesariamente que pagar en la justicia por sus actos”.

A sus funcionarios les dejó esta nota: “el que se equivoque con el dinero del pueblo, será inmediatamente destituido y puesto a disposición de la justicia”.

 

PERIODYCOM.- La nueva variante apareció por primera vez en la zona de Nueva York a finales de noviembre y desde entonces se ha expandido a estados vecinos, de acuerdo con investigadores del Instituto de Tecnología de California, uno de dos equipos que difundió informes sobre su trabajo esta semana.PERIODYCOM.- Una nueva variante del coronavirus fue identificada en la ciudad de Nueva York y los expertos reaccionaron a la noticia con cautela y preocupación.

Sin embargo, aún se desconoce qué tan problemática pudiera resultar esta variante. Los virus mutan constantemente — realizando cambios en su código genético — conforme se propagan y se replican.

“La mayoría no son de mayor preocupación”, dijo François Balloux, director del Instituto de Genética del University College de Londres.

Sin embargo, añadió, “resulta útil identificarlos pronto, etiquetarlos y plantear inquietudes”.

Eso se debe a que algunas modificaciones genéticas pueden ser preocupantes, especialmente si ayudan al virus a propagarse con mayor facilidad, lo vuelven más letal o afectan la efectividad de las vacunas. Los científicos utilizan la secuenciación genómica y otros métodos de investigación para identificar cuáles representan problemas potenciales.

Las autoridades de salud de la ciudad de Nueva York y el alcalde Bill de Blasio intentaron el jueves atenuar las preocupaciones sobre la nueva variante, haciendo énfasis en que la nueva investigación es preliminar y no se sabe mucho sobre esta mutación.

“Algunas variantes son simplemente eso, variantes”, dijo el doctor Jay Varma, asesor del alcalde en materia de salud.

¿QUÉ FUE LO QUE ENCONTRARON EN NUEVA YORK?

Dos grupos de investigación — el de Caltech y el de la Universidad de Columbia en Nueva York — difundieron estudios esta semana en los que describen sus hallazgos de la nueva variante. Ninguno de los informes ha sido publicado ni revisado por otros científicos.

Los investigadores de Caltech descubrieron que la nueva variante estaba en aproximadamente el 25% de las 1.200 secuencias del virus que analizaron este mes. La variante también ha sido identificada en Nueva Jersey y Connecticut, con “apariciones aisladas en el resto del país”, dijo Anthony West, coautor del informe.

El jueves, científicos de la Universidad de Columbia difundieron su investigación en la que se analizaron unas 1.200 muestras de pacientes atendidos en el centro médico de la universidad desde noviembre. Durante la segunda semana de febrero, se identificó a la nueva variante en el 12% de las muestras, según el reporte. También descubrieron que hay más posibilidades de que los pacientes infectados con esta mutación sean de edad avanzada y hayan sido hospitalizados.

Ambos equipos notaron que la nueva variante tiene una mutación que potencialmente podría reducir la efectividad de las vacunas, una mutación que se ha visto en otras variantes.

“Sin duda es algo que hay que seguir de cerca”, comentó Balloux.

¿CUÁNTAS VARIANTES EXISTEN?

Durante toda la pandemia han ido surgiendo nuevas variantes, pero tres son consideradas las más preocupantes y han sido designadas como “variantes de cuidado”. Fueron descubiertas en Gran Bretaña, Sudáfrica y Brasil y desde entonces se han propagado a otros países.

La variante identificada en Reino Unido a finales del año pasado ya se ha encontrado en 45 estados de Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus iniciales en inglés).

Esta variante es preocupante debido a que cuenta con casi dos decenas de mutaciones. Algunas de ellas se encuentran en la proteína de espiga que utiliza el virus para adherirse a las células e infectarlas y en la que se enfocan las vacunas y fármacos de anticuerpos.

Una de las mutaciones en la proteína de espiga también se ha identificado en las variantes descubiertas en Brasil y Sudáfrica y ahora en la de Nueva York.

Una variante que circula en California también ha llamado la atención. Se ha encontrado entre el 40% y el 50% de las muestras analizadas por el Departamento de Salud Pública del condado Los Ángeles, según su directora Bárbara Ferrer. Sin embargo, no existe suficiente investigación rigurosa para determinar si tiene posibles efectos y cuáles serían.

¿QUÉ SIGUE?

Después de lo que muchos describieron como un inicio lento, en semanas recientes el gobierno federal ha acelerado las labores de secuenciación genética para buscar y estudiar las variantes del virus y determinar cuáles son de cuidado. En tanto, Ana S. Gonzales Reiche, viróloga en la facultad de medicina Icahn de Mount Sinai, pidió actuar con cautela.

“Sin evidencia, no hay necesidad de alarmarnos sobre cada variante que sea detectada”, recalcó.

Los estudios están generando inquietud de que las vacunas de primera generación contra el COVID-19 no tengan tan buenos resultados contra la variante descubierta en Sudáfrica como lo tienen con otras versiones. En respuesta, las compañías farmacéuticas ya trabajan para modificar sus inoculaciones.

Los expertos señalan que, en lo que eso sucede, las medidas de salud pública como el distanciamiento social y el uso de mascarillas reducirán las oportunidades para que el coronavirus siga mutando y propagándose sin control.

“Va a haber nuevas variantes”, dijo el doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, en declaraciones a NBC el jueves. “El truco está en evitar que se propaguen una vez que se presenten”. (Fuente: AP/Nueva York)

 

 

 

 

Página 8 de 39

 

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…